Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘piano’

Imagíname en un ascensor, junto a otra persona. Por alguna razón, quiero decirle algo que exprese mi personalidad. Debe sonar único, debe sonar a mí.

Hace un buen día” no es una buena opción, obviamente.

La razón por la que no expresa nada de nosotros es porque (1) es demasiado tradicional y porque (2) es lo que dice todo el mundo.

Tengo tanta hambre que me comería a tu perro y al mío también” ya suena  un poco más a mí mismo.

Y sin embargo, el material base siempre son las palabras usuales. Si analizas por qué parece más genuina la segunda opción, es porque suena más improvisada.

Estarás conmigo en que se podría defender que la frase “Hace un buen día” fue espontánea, que al usarla se dijo lo primero que pasaba por la cabeza. Aunque fuera así, no suena “improvisada”. Para que suene improvisada, además, debe sonar personal, genuína.

La improvisación es la creación de algo personal con un material conocido.  Para que sea personal, debe estar guiada por una voluntad no interesada. El improvisador debe estar fuera de todo intento, fuera de toda intención, mientras crea. Es un juego en el que el ejecutante echa mano de su cultura musical dejándose llevar por una voluntad no consciente.

Read Full Post »

Según la definición que suele darse de forma habitual, improvisar es “hacer algo de pronto, sin estudio ni preparación”. En una segunda acepción, sería “actuar ante situaciones nuevas, enfrentarse a problemas inesperados y solucionarlos”.

Estas definiciones deben matizarse.

Un médico puede enfrentarse a la tarea de explicar cómo evoluciona una enfermedad sin haber preparado antes la exposición, y por lo tanto hacerlo improvisadamente, pero no es cierto que pueda hacerlo sin haber estudiado las enfermedades y haberse preparado antes como médico.

Por tanto, la improvisación no es la creación “desde la nada” de un material, sino la reorganización “sobre la marcha” de materiales que ya se conocen. El médico del que hablamos utilizará sus conocimientos, dándoles una forma nueva, adecuada al lugar y al tipo de público, no inventará sobre la marcha el material.

Luego está su preparación como orador. La organización de los materiales es una ciencia en sí misma distinta del objeto del discurso. Si el médico carece de la capacidad de expresar sus ideas de forma que la audiencia las entienda correctamente, su improvisación será deficiente, por mucho que sepa de medicina.

Es decir, la improvisación depende de dos tipos de preparación: la del objeto del discurso y la de la forma del discurso. Lo nuevo es el resultado, la manera como se organizaron finalmente los materiales.

Read Full Post »